La sexualidad en el embarazo.

 

La sexualidad forma parte de nuestra naturaleza como seres humanos, ahora que estás embarazada es posible que tu apetito sexual aumente o todo lo contrario, no querer tener relaciones sexuales en lo absoluto, esto es completamente normal y  no debe ser motivo de preocupación, escucha a tu cuerpo y habla con tu pareja de tus dudas y tus miedos, descubrirás que no eres la única que, de repente, ve el sexo de otra manera.

Desde una perspectiva biológica, al comienzo de la gestación las mujeres sufren de diversos síntomas, cansancio y molestias que pueden conllevar una disminución de la libido. Es normal también notar una hipersensibilidad en los pechos e incluso en algunos casos segregación de pre calostro cuando los estimulan.

Otro motivo por el que suelen resentirse las relaciones coitales durante el embarazo es la hiperlaxitud del músculo pubo-coccígeo, esta molestia se puede subsanar con ejercicios para fortalecer el suelo pélvico (que también son beneficiosos para asegurarse un parto y un postparto más seguros).
Sin embargo, algunas mujeres experimentan justo lo contrario: el aumento de sangre en el complejo clitoral hace que sientan mayor placer. Algunos médicos afirman que  de hecho, no hay motivos hormonales por los cuales la libido tenga que ser más baja durante la gestación.
De cualquier manera, es cierto que, a medida que aumenta el abdomen, será necesario que buscar nuevas posturas sexuales en las que la mujer se sienta cómoda.
Desde una perspectiva psicológica, la evidencia científica apunta que gran parte de los problemas y disfunciones sexuales durante la gestación derivan del miedo de dañar al bebé, sentimiento que experimentan tanto el hombre como la mujer.
Una vez más, la comunicación dentro de la pareja es fundamental, así como la información.

En un embarazo normal, la penetración no es causa de aborto ni parto prematuro. El feto se encuentra perfectamente protegido de lesiones, por el líquido amniótico y por las gruesas paredes del útero, y de infecciones, por la membrana mucosa que sella el cuello del útero.
A pesar de que la sexualidad forma parte de nuestras vidas, también durante el embarazo, hay ciertas circunstancias en las que suele recomendarse no mantener relaciones sexuales con penetración, en estos casos, el médico especialista debería detallar qué actividades sexuales concretas son seguras y cuáles no.

Es importante asesorarse con un médico sobre las distintas formas de expresar o disfrutar la sexualidad adaptadas a las nuevas necesidades durante las distintas fases de la gestación del embarazo, desde una perspectiva amplia y diversa.

El acto sexual fortalece la conexión entre la pareja y activa en el cuerpo hormonas relacionadas a la felicidad y el bienestar físico y emocional, resultando benéfico en el embarazo, al igual que en la vida cotidiana de la mujer.
 

Contáctanos

Para solicitar información, favor de completar los siguientes campos:


Publicaciones recientes:

@HospitalHispano
yesterday Compartimos contigo información interesante acerca de la salida de los dientes de leche en el bebé. Visitanos en:… https://t.co/rFHh8q3C4p 5 days ago Sabemos que algunas actividades cotidianas se vuelven difíciles conforme avanza el embarazo. ¡Cuentanos tu experi… https://t.co/Pa4yk8hUbL 9 days ago Para #Cuidartusalud un estilo de vida activo es el mejor aliado. ¿Te gusta salir a correr? Es una excelente activ… https://t.co/N6GCAkZsUH 10 days ago Este domingo festejamos el amor de papá, nuestro confidente, amigo, compañero de juegos, maestro y superhéroe favor… https://t.co/hsfSvIR9VA 11 days ago Hoy la OMS establece esta fecha para concientizar acerca de la importancia de donar sangre, es una actividad que sa… https://t.co/EJpQxPU37l