Primer trimestre de gestación.

Primer trimestre de gestación.

 
A lo largo de este blog te estaremos hablando del primer trimestre de embarazo que comprende de la semana 1 a la semana 13. Esperamos que esta información sea de tu total ayuda.
 
Semana 1
En la semana 1 de embarazo, el óvulo fertilizado desciende por las trompas de Falopio y llega hasta el útero, su refugio en los próximos 9 meses.
Ya ha pasado más de una semana desde la concepción, aunque hasta que tengas la primera falta en la regla, no sabrás nada sobre tu embarazo. No obstante, todo hay que decirlo, hay mamás que notan cambios hormonales enseguida. Sea como sea, estás embarazada. ¡Felicidades!

Cambios en tu cuerpo:
Durante la semana 1 de embarazo, es habitual experimentar una serie de síntomas de embarazo, como fatiga, náuseas y vómitos, aumento del volumen de los pechos y una sensación constante de orina, ya que el útero ejerce presión sobre la vejiga.
En esta semana de embarazo, también puedes sentir que tu sentido del olfato está más desarrollado de lo normal y puede que tengas algún que otro antojo.
 
Semana 2
El embarazo se mide en semanas a partir de la última regla, pero el bebé se concibe antes. A partir de la semana 2 del embarazo, se desarrolla lo que llamamos embrión, que tiene básicamente una cabeza, un tronco y una cola rizada. Las primeras semanas de embarazo son muy importantes porque, aunque todavía es un embrión, empieza a desarrollar los cimientos de lo que serán sus órganos, sus rasgos y su sistema nervioso.
Aparecen dos pequeñas cavidades oculares y la formación de sus orejitas y sus ojos entran en una fase primaria. Además, se va haciendo hueco para huesos, músculos, riñones, pulmones, intestinos y sistema digestivo.
También se empieza a desarrollar el tubo neural, un tubo al descubierto sin piel ni huesos que se convertirá en el cerebro, la médula espinal y el sistema nervioso y la columna vertebral.

Cambios en tu cuerpo:
Durante la semana 2 de embarazo, puede que sientas síntomas de embarazo muy similares a los de la semana 1 de embarazo, es decir, tendrás náuseas, el tamaño de tus pechos aumentará y sentirás un poco de presión en la zona del pubis.
 
Semana 3
Con solo 3 semanas de embarazo, el corazón es un grupo de células musculares aletargadas y diminutas, pero que sobre los 22 días explota de vida. Una célula se contrae espontáneamente, contagia a sus vecinas y comienza una reacción en cadena hasta que todas las células del corazón empiezan a latir. ¿No es alucinante? ¡Es como si unas animaran a otras a bailar! Estas células están programadas para controlar los latidos del bebé hasta que el cerebro se haga cargo en las próximas semanas.
Por ahora, el corazón distribuirá el alimento y el oxígeno que el embrión necesita para crecer. El corazón del futuro bebé ya late y lo hace con una media de 150 pulsaciones por minuto. ¡Casi el doble que un adulto! De todos modos, no podrás escuchar sus latidos aproximadamente hasta la semana 12 y lo tendrás que hacer con el auscultador que usan los médicos, aparatos especiales o comprobarlo en la primera ecografía. Sólo a partir de la semana 27 podrán escucharlo quienes se apoyen en tu abdomen.

Cambios en tu cuerpo:
Durante la semana 3 de embarazo, notarás cómo tu cuerpo va adoptando unos ligeros cambios anatómicos para adaptarse a la gestación del bebé. Sentirás presión en el abdomen, así como una sensación constante de orinar. Ello se debe al crecimiento del útero. Consulta a tu médico si tienes más dudas sobre los cambios en tu cuerpo en las primeras semanas de embarazo. No te asustes si continúas notando los síntomas de embarazo característicos.
 
Semana 4
El embrión en la semana 4 de embarazo tiene el tamaño aproximado de una judía y crece un milímetro al día. Sus ojos empiezan a distinguirse como dos puntos negros.
Empiezan a desarrollarse los bultitos que formarán más tarde sus brazos y piernas.
Además, en la cuarta semana ya habrá capas de tejido que formarán el rostro de tu bebé. Su diminuto corazón, formado ahora por una única cámara, va más rápido.

Cambios en tu cuerpo:
Durante la semana 4 de embarazo, algunas mujeres no perciben señales de embarazo; otras, en cambio, experimentan diferentes síntomas de embarazo, como puede ser el aumento del volumen de los pechos, la presión en la pelvis y la cadera o antojos, así como inestabilidades en el estado emocional que conviene consultar con el médico.
 
Semana 5
Al principio, el embrión es tan pequeño que sólo podría verse con un microscopio. Sin embargo, durante estas 5 semanas de embarazo multiplica por 40 su medida.
El bebé será único. Tu embarazo ha empezado a avanzar semana a semana por la fusión de un óvulo con un espermatozoide, cada uno con su propio ADN. Dicha unión forma una serie de 46 cromosomas que determinan todas las características hereditarias del bebé: sexo, constitución, cabellos, color de los ojos, color de piel, rasgos de su cara y algunos rasgos de su personalidad.
Su ADN determina su desarrollo durante las 40 semanas del embarazo y a lo largo de toda su vida.

Cambios en tu cuerpo:
Durante la semana 5 de embarazo, sentirás algunos síntomas característicos de tu estado de gestación: vómitos, náuseas, presión en el abdomen, ganas de orinar con frecuencia, fatiga, e, incluso, inestabilidad emocional.
 
Semana 6
El embrión tiene aproximadamente el tamaño de un granito de arroz a las 6 semanas de embarazo. Sus ojos están ahora más separados y la cabeza es enorme en comparación con el cuerpo, supone un tercio del cuerpo entero. Esta desproporción será la tendencia del pequeño incluso en sus primeros años de vida.

Cambios en tu cuerpo:
A medida que avanzas semana a semana y en la semana 6 de embarazo, notarás unos síntomas de embarazo muy parecidos a los de las semanas anteriores: fatiga, náuseas y vómitos (sobre todo al levantarte por la mañana), aumento del volumen de los pechos y algún antojo, entre otros síntomas.
 
Semana 7
La cola del embrión empieza a caer. El corazón late y el esqueleto adquiere forma. El bebé crecerá más del doble esta semana: medirá alrededor de 1 centímetro. La placenta sigue formándose y empezará a pasar nutrientes de tu cuerpo al del bebé y retirará sus productos de desecho. El cordón umbilical, la línea vital entre madre e hijo, empieza a crecer y ensancharse.
La neurogénesis es un proceso de división celular extremadamente rápida que produce neuronas. El cerebro del bebé tendrá mil millones de neuronas. La mayoría de los “circuitos” de tratamiento de la información se forman durante los primeros cuatro meses de embarazo. Por increíble que parezca, a diferencia de otras partes del cuerpo humano, el cerebro no genera nuevas células (aunque hay nuevas investigaciones que hablan de nacimiento de algunos tipos de neurona). Aún así, aunque es difícil que se renueven, las neuronas tienen una vida muy larga (alrededor de 100 años).

Cambios en tu cuerpo:
Durante la semana 7 de embarazo, tu útero va aumentando de tamaño progresivamente, ocupando cada vez más espacio. Cuando tu vientre comience a hincharse considerablemente semana a semana, con sólo un mes o mes y medio, el médico ya podrá, mediante la palpación, apreciar la transformación del útero.
Por todo ello, ya en este periodo puedes sentir algunas molestias uterinas, ya que el útero ha aumentado de tamaño, desde el tamaño de una pera hasta el de un melón.
 
Semana 8
Durante la semana 8 de embarazo el feto medirá entre 1,4 y 1,8 centímetros. Ya tiene párpados, labio superior y nariz y orejas se están empezando a formar. El cuerpo se está alargando, pueden reconocerse lo que serán brazos y piernas, y es posible ver el esqueleto a través de su piel, que es translúcida. El esqueleto está formado por un cartílago suave todavía, no son huesos. Los órganos como el corazón y el hígado funcionan y siguen especializándose.
Hasta ahora, el embrión dependía del saco vitelino que, según se cree, le proporciona nutrientes y células sanguíneas en estas primeras semanas. A los 2 meses, tu futuro hijo deja de ser un embrión para ser oficialmente un feto. Es entonces cuando la placenta asume la función de alimentarlo a través del cordón umbilical unido al útero. Éste será a partir de ahora su sistema de alimentación durante todo el embarazo. Recibirá comida, oxígeno y agua. Pero también otras sustancias nocivas que como mamá ingieras. Ten cuidado con determinados medicamentos, la nicotina o el alcohol.

Cambios en tu cuerpo:
Durante la semana 8 de embarazo, tu útero va aumentando de tamaño progresivamente, ocupando cada vez más espacio, por lo que sentirás algunas molestias en esta zona.
Aunque desde fuera sólo notarás los cambios que éste crecimiento provoca a partir del cuarto o quinto mes del embarazo, cuando tu vientre comience a hincharse considerablemente, con sólo un mes o mes y medio, el médico ya podrá, mediante la palpación, apreciar la transformación del útero.
 
Semana 9
Son muchos los cambios que se producen en el pequeño semana a semana. En la semana 9 de embarazo los párpados del bebé ya se han formado, pero están fusionados. Se abrirán alrededor de las 26 semanas. Las costillas están creciendo en torno a los delicados órganos internos. Aparecen las rodillas y los codos. Los brazos, piernas y dedos se ven mejor. Se empiezan a desarrollar más que nunca formándose las huellas digitales.
En esta semana empieza a desaparecer por completo la cola que se veía en las semanas anteriores.
Además, el bebé ya se mueve, aunque no seas capaz de sentirlo. El sistema nervioso extiende sus conexiones por todo el cuerpo y realizará movimientos espasmódicos e involuntarios que el cerebro no controla todavía. El feto pasará de estar quieto a temblar de vez en cuando.

Cambios en tu cuerpo:
Es posible que en esta semana 9 del embarazo todavía no se note físicamente tu embarazo y pase desapercibido, pero eso no quiere decir que tu no lo notes en tus cambios de actitud, en tu físico y en las molestias típicas de los primeros meses de embarazo.
Así, es posible que durante estas primeras semanas sufras molestias como, por ejemplo, acidez de estómago, también conocida como pirosis, gases, cambios de humor, náuseas…
 
Semana 10
Durante la semana 10 del embarazo las uñas están creciendo. Los intestinos crecen y se colocan en su lugar. El bebé empieza a preparase para digerir alimentos cuando nazca porque la glándula tiroidea, el páncreas y la vesícula comienzan a funcionar. El crecimiento del cerebro aumenta rápidamente: aproximadamente 250.000 nuevas neuronas se producen cada minuto.
Alrededor de la semana 11 comienza el desarrollo externo de los órganos sexuales, aunque todavía es difícil saber con exactitud cuál es el sexo del bebé. Todo eso se está manifestando en un feto que mide unos 30-40 mm y pesa  4 o 5 gramos.
Entre la semana 10 y la 14 te harás tu primera ecografía. Gracias a ella, sabrás si el ritmo cardíaco del bebé es normal, si puedes tener gemelos…

Cambios en tu cuerpo:
Alrededor de la semana 10 del embarazo el bebé comienza a moverse bastante en tu interior, aunque tu todavía no lo puedes sentir. No será hasta el tercer mes de embarazo cuando los músculos y las articulaciones del bebé se habrán desarrollado los suficiente, y podrás sentir las famosas “pataditas” que tanta ilusión hacen a las mamás.
A estas alturas, tras apenas dos meses de embarazo, el útero ya ha aumentado bastante de tamaño y ocupa la mayoría de la pelvis. Podrás palparlo en la zona del pubis.
Como ya comienzas a ganar un peso considerable, es importante que lleves un buen control de tu alimentación, así como que hagas ejercicio moderado.
 
Semana 11
Cerca de esta semana 11 del embarazo, el feto empieza a generar sus propios glóbulos rojos. Además, comenzará a producir orina, el principal componente del líquido amniótico. La piel es todavía transparente y su cuerpo se va alargando. Aun así, la cabeza es un tercio del largo del cuerpo. En el caso de tener un hijo varón, esta semana sus testículos comenzarán a producir la hormona masculina testosterona. Ya medirá casi 4-5 centímetros y pesará hasta 8 gramos.
En estas semanas la transformación es espectacular. Se ha producido la metamorfosis, el embrión ha aumentado 5 veces de tamaño, 200 células han tomado posiciones y algunos músculos y nervios se mueven. Tiene hígado, riñones y un estómago del tamaño de un granito de arroz.
El feto puede empezará desarrollar uno de sus reflejos ya en la semana 11. Comenzará a mover las piernas y rebotará y saltará en las paredes del útero. Se trata del reflejo patelar, un recurso biológico que nos programa para andar.

Cambios en tu cuerpo:
A partir de la semana 11 del embarazo empieza un periodo más tranquilo del embarazo. Normalmente, las molestias matinales desaparecen. Aunque hay embarazadas que tardan un poco más en regularse.
Es posible que tu respiración sea más rápida y que transpires más de lo usual. Además de un olfato más pronunciado puede ser que notes que produces más saliva, a veces con un sabor un poco metálico. Pueden ser cambios molestos, pero no debes preocuparte por ellos.
 
Semana 12
Tras 12 semanas de embarazo, todos los sistemas principales del cuerpo y órganos como el estómago, el hígado, los pulmones, el páncreas y los intestinos están formados y en su sitio, aunque no están desarrollados del todo. La cabeza llega a ser más redondeada y su perfil se va definiendo.
Además, empezarás a escuchar el latido del corazón del bebé con más facilidad.
Todavía mide 6 centímetros y tiene unos 14 gramos de peso.

Cambios en tu cuerpo:
Durante esta etapa notarás que tu piel está más suave y radiante. Esto es debido a las hormonas del embarazo y el aumento del volumen sanguíneo.
Tu vientre está más grande. Puede que durante estas semanas te sientas rara, gorda, más o menos guapa… Todo depende de tu cambiante estado de ánimo.
Una buena noticias es que a partir de esta semana 12 verás que las náuseas empiezan a desaparecer. Debes cuidar tu alimentación. Se suele pensar que durante el embarazo hay que comer por dos, pero esto no es cierto. Evita o disminuye el consumo de las grasas y de comida frita.
 
Semana 13
A las 13 semanas de embarazo, el bebé está comenzando un período en el que aumentará rápidamente de peso y longitud. Ahora tiene aproximadamente entre 6.5 y 7.5 cm de largo y pesa entre 14 y 21 gramos.
Durante esta semana de embarazo las orejas y los ojos se están moviendo hacia su posición. Ya han aparecido los 27 huesos de la mano y pronto el bebé comenzará a chuparse el dedo. Es un momento muy especial, ya lo verás.

Cambios en tu cuerpo:
En la semana 13 de embarazo tu cuerpo empezará a cambiar. La cintura se ensancha y es difícil utilizar la ropa que tenías antes del embarazo, tus faldas o pantalones.
Notarás que tu sentido del olfato está más desarrollado de lo normal. Percibes más los olores y a veces te resultan desagradables.
Las vitaminas prenatales, junto con una dieta sana y algo de ejercicio, garantizarán que tu bebé tenga todas las vitaminas y minerales necesarios, para su crecimiento y desarrollo semana a semana.
 
 
Segundo trimestre: http://hospitalhispano.com/post-detalle?slug=segundo-trimestre-de-gestacion
Tercer trimestre: http://hospitalhispano.com/post-detalle?slug=tercer-trimestre-de-gestacion

Contáctanos

Para solicitar información, favor de completar los siguientes campos:


Publicaciones recientes:

@HospitalHispano
10 minutes ago La cirugía reconstructiva ayuda a las personas a mejorar su calidad de vida. Conoce nuestro equipo de especialist… https://t.co/DRgn2hjz6s yesterday Compartimos contigo información interesante acerca de la salida de los dientes de leche en el bebé. Visitanos en:… https://t.co/rFHh8q3C4p 5 days ago Sabemos que algunas actividades cotidianas se vuelven difíciles conforme avanza el embarazo. ¡Cuentanos tu experi… https://t.co/Pa4yk8hUbL 9 days ago Para #Cuidartusalud un estilo de vida activo es el mejor aliado. ¿Te gusta salir a correr? Es una excelente activ… https://t.co/N6GCAkZsUH 10 days ago Este domingo festejamos el amor de papá, nuestro confidente, amigo, compañero de juegos, maestro y superhéroe favor… https://t.co/hsfSvIR9VA